Buscar
  • Alejandra

¿SE PUEDE ENCONTRAR PAREJA EN PLENA PANDEMIA? Cómo nos enamoramos si no nos tocamos...


Si 'El amor en los tiempos del cólera' fue posible, en los tiempos del coronavirus no iba a ser menos. Treinta y cinco años después de que García Márquez publicase una de sus grandes obras, la vida nos transporta a una realidad parecida que jamás habríamos imaginado. El escritor colombiano nos sumergía en una espectacular historia en medio de la epidemia del cólera, donde los síntomas del Amor se confundían con los de esta enfermedad. Ahora, en pleno siglo XXI, ¿estamos realmente viviendo algo parecido? Desde luego, el tema de enamorarse se plantea como todo un reto en esta insólita y nueva "generación coronavirus". En un nuevo mundo donde los conceptos "distancia social" y "soledad" están a la orden del día, y en el que si conoces a alguien puedes limitarte a mantener una buena conversación (con mascarillas de por medio), el gran interrogante es:

¿ cómo enamorarnos si no podemos tocarnos ?

El virus marca nuestro ritmo de abrirnos al amor


Acostumbrados a una época en la que la definición de amar estaba basada en los excesos ( Apps de Citas, la multiplicación de las citas, la colección de amantes, etc. ), el virus, y la distancia física y aséptica que entraña, ha hecho que el amor vuelva a una fase mucho más lenta y sin lenguaje corporal. Nos encontramos ante lo que podríamos denominar una fase platónica, mucho más reflexiva y menos corporal.


Vuelta a lo clásico


Enamorarse en esta época de la vida no es misión imposible. De hecho, puede ser aún más especial si tenemos en cuenta otros aspectos de las relaciones que a priori, especialmente en las primeras citas, se nos escapan.

Sería algo así como volver al amor clásico de toda la vida, al de nuestros antepasados y todas esas citas en las que los amantes quedaban a plena luz del día (sólo que ahora con la tranquilidad de no ser vigilados por la madre de turno, espero).

Un virus que actúa a modo de triaje


No es la situación ideal, está claro, pero tiene su punto. ¿Qué fue del placer de disfrutar de una buena conversación? ¿De abrirse en canal a nivel emocional?. El virus nos ayuda a reflexionar y a preguntarnos que es el Amor, obligándonos a no saltar sobre él de forma impulsiva y repetida, jugando a prueba y error con múltiples desconocidos.

Porque después de que el coronavirus llegase a nuestras vidas como una fuerza natural para obligarnos a parar en seco, quizá haya llegado el momento de empezar a valorar lo verdaderamente importante. Y así, cuando estemos en el sitio y momento adecuado, podamos gritar y decir con todas nuestras fuerzas esas dos palabras que tanto nos cuestan...

53 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2021  Alejandra de Navascués 

Política de Privacidad